29 de junio. Jueves XII del tiempo ordinario. San Pedro y San Pablo apóstoles

junio 29, 2017

Ermita del Salvador

19:30 Rosario 20:00 Misa: Sufragio: Pierre Carlier, María Liñán, Vicente Valor, Alejandro Esparza

Evangelio

En aquel tiempo, llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?». Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Díceles Él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos». (Mt 16,13-19)

San Pedro y San Pablo

San Pedro y San Pablo son dos Apóstoles que dieron su vida por Jesús y, gracias a ellos, el Cristianismos se extendió por todo el mundo.

Sus cadáveres estuvieron sepultados juntos durante unas décadas. En 1915 se encontraron estas tumbas pintadas con expresiones piadosas que ponían de manifiesto la devoción por estos santos desde los inicios de la vida cristiana. En dicho lugar se celebraron las reuniones de los cristianos primitivos. Desde entonces, se viene conmemorando esta fiesta doble de San Pedro y San Pablo el 29 de junio. El sentido de la festividad es recordar lo que los dos grandes santos hicieron, aprender de su ejemplo y pedirles en este día su intercesión por nosotros.