XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

octubre 3, 2020

Pulsa aquí para descargar el Boletín

Templo Carmelitas.

  • 10:00 Misa
  • 19:00 Misa

Ermita Campolivar.

  • 11:00 Misa

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (5,1-7):

Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña.

Mi amigo tenía una viña en fértil collado. La entrecavó, la descantó, y plantó buenas cepas; construyó en medio una atalaya y cavó un lagar. Y esperó que diese uvas, pero dio agrazones. Pues ahora, habitantes de Jerusalén, hombres de Judá, por favor, sed jueces entre mí y mi viña. ¿Qué más cabía hacer por mi viña que yo no lo haya hecho? ¿Por qué, esperando que diera uvas, dio agrazones? Pues ahora os diré a vosotros lo que voy a hacer con mi viña: quitar su valla para que sirva de pasto, derruir su tapia para que la pisoteen. La dejaré arrasada: no la podarán ni la escardarán, crecerán zarzas y cardos; prohibiré a las nubes que lluevan sobre ella. La viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel; son los hombres de Judá su plantel preferido. Esperó de ellos derecho, y ahí tenéis: asesinatos; esperó justicia, y ahí tenéis: lamentos.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 79,9.12.13-14.15-16.19-20

R/. La viña del Señor es la casa de Israel

Sacaste una vid de Egipto,
expulsaste a los gentiles, y la trasplantaste.
Extendió sus sarmientos hasta el mar,
y sus brotes hasta el Gran Río. R/.

¿Por qué has derribado su cerca
para que la saqueen los viandantes,
la pisoteen los jabalíes
y se la coman las alimañas? R/.

Dios de los ejércitos, vuélvete:
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña,
la cepa que tu diestra plantó
y que tú hiciste vigorosa. R/.

No nos alejaremos de ti:
danos vida, para que invoquemos tu nombre.
Señor, Dios de los ejércitos,
restáuranos, que brille tu rostro y nos salve. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (4,6-9):

Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Finalmente, hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito, tenedlo en cuenta. Y lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis, visteis en mí, ponedlo por obra. Y el Dios de la paz estará con vosotros.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (21,33-43):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo.” Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: “Éste es el heredero, venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia.” Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?»
Le contestaron: «Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos.»
Y Jesús les dice: «¿No habéis leído nunca en la Escritura: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente?” Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos.»

Palabra del Señor

Reflexión

No son pocos los que piensan que algo ha sucedido en la vida interior y espiritual
del hombre occidental. Algo que impide a muchas personas construir gozosa y dignamente su vida.
Hay quienes sencillamente no aciertan a construirse a sí mismos. Quedan mutila-
dos. Sin desarrollar las energías y posibilidades que en ellos se encierran.
Otros construyen solamente su mundo exterior. Pero por dentro están inmensa-
mente vacíos. Son personas que apenas dan ni reciben nada. Simplemente se mue-
ven y giran por la vida.
Otros construyen su identidad de manera falsa. Desarrollan un «yo» fuerte y pode-
roso, pero inauténtico. Ellos mismos saben secretamente que su vida es apariencia
y ficción.
Hay también quienes construyen su persona de manera parcial e incompleta.
Atentos sólo a un aspecto de su vida, descuidan dimensiones importantes de la
existencia. Pueden ser buenos profesionales, personas cultas y dinámicas que, sin
embargo, fracasan como seres humanos ante sí mismos y ante las personas que
quieren.
Sin duda, son muy complejos los factores de todo orden que generan este clima
inhóspito y difícil para el crecimiento del ser humano. Hemos destruido ligeramente
creencias donde se enraizaban el ser de muchas personas. La familia ha dejado de
ser «hogar» para no pocos. El contacto personal y la relación cálida y amistosa se
ha hecho difícil. La vida interior de muchos está sofocada y reprimida. No es fácil
así creer y construirse. Muchas personas se sienten desguarnecidas y sin defensa
ante los ataques que sufren desde fuera y desde dentro de su ser. Necesitarían esa
«fuente de luz y de vida» que, a juicio del célebre psiquiatra Ronald Laing, ha perdi-
do el hombre contemporáneo.
No parece, por ello, ninguna necedad escuchar el mensaje de Jesucristo que se
ofrece como «piedra angular» para todo hombre que quiera construirse de manera
digna. Era costumbre entre los maestros de obra judíos seleccionar bien cada una
de las piedras destinadas a la construcción de un edificio. Aplicándose a sí mismo
un viejo salmo judío, Jesús pronuncia estas palabras: «La piedra que desecharon los
arquitectos es ahora piedra angular.»

Los arquitectos de la sociedad contemporánea desechan hoy la fe como algo perfectamente inútil. ¿No será, sin embargo, ésa precisamente «la piedra angular» que podría fundamentar y rematar la construcción del hombre contemporáneo?

Avisos Parroquiales

INSCRIPCIONES CATEQUESIS DE COMUNIÓN, POSTCOMUNIÓN Y CONFIRMACIÓN:

  • Martes: 6 y 13 de octubre y Jueves: 8 y 15 de octubre.
    Hora: 17:30h a 18:30h. Lugar: Templo Carmelitas

OBRAS TEMPLO CARMELITAS Y ERMITA V. DESAMPARADOS CAMPOLIVAR:

  • Para la mejora y mantenimiento de los templos, estamos realizando las obras de limpieza de tejados, humedades, pintura, cambio de instalación de luz, entre otras cosas. Os pedimos la colaboración de todos para que el lugar de Encuentro de la comunidad esté lo más digna posible. Muchas gracias

CAMPAÑA POR LA VIDA:

  • Desde el 23 de septiembre hasta el 1 de noviembre, se está realizando una CAMPAÑA, cuyo lema es “40 días por la vida”.
    Su finalidad es defender el derecho por la Vida del NO NACIDO.
    Se nos invita a hacer turnos de Oración o Vigilia, frente al Centro Abortista
    “Clínica Acuario”, situado en la C/ Vicente Beltrán Grimal n.o 9 de Valencia.
    El horario es de 9 de la mañana hasta las 9 de la noche. Los turnos son de 1hora, y con un aforo de 10 personas. Aquellos que estéis interesados, podéis poneros en contacto por medio de correo electrónico: inscripcion40diasvalencia@gmail.com o por llamada o WhatsApp: 650.246. 785 (Mar Solís) y 638. 771. 383 (María Lorenzo).
    Quiero agradecer a estos 12 jóvenes de nuestra Archidiócesis de aceptar esta misión en pro de la Vida, habiendo sido enviados por nuestro
    Cardenal-arzobispo D. Antonio Cañizares. Entre estos 12 jóvenes, se encuentra un miembro de nuestra comunidad parroquial, María Lorenzo Warletta (en la fotografía, está situada en el centro).