Sábado de la XIV semana del Tiempo Ordinario

julio 11, 2020

Ermita Campolivar. 

  • 19:00 Misa

Templo Carmelitas. 

  • 19:00 Exposición del Santísimo
  • 20:00 Misa

Primera lectura

Lectura del libro de los Proverbios 2, 1-9

Hijo mío, si aceptas mis palabras,
si quieres conservar mis consejos,

si prestas oído a la sabiduría
y abres tu mente a la prudencia;
si haces venir a la inteligencia
y llamas junto a ti a la prudencia;
si la procuras igual que el dinero
y la buscas lo mismo que un tesoro,
comprenderás lo que es temer al Señor
y alcanzarás el conocimiento de Dios.
Porque el Señor concede sabiduría,
de su boca brotan saber e inteligencia;
atesora acierto para el hombre recto,
es escudo para el de conducta intachable;
custodia la senda del honrado,
guarda el camino de sus fieles.
Entonces podrás comprender
justicia, derecho y rectitud,
el camino que lleva a la felicidad.

Salmo

Sal 33, 2-3. 4 y 6. 9 y 12. 14-15 R/. Bendigo al Señor en todo momento

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloria en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
El afligido invocó al Señor,
él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R/.

El ángel del Señor acampa en torno
a quienes lo temen y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él. R/.

Todos sus santos, temed al Señor,
porque nada les falta a los que lo temen;
los ricos empobrecen y pasan hambre,
los que buscan al Señor no carecen de nada. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo 19, 27-29

En aquel tiempo, dijo Pedro a Jesús:
«Ya ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué nos va a tocar?».
Jesús les dijo:
«En verdad os digo: cuando llegue la renovación y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, también vosotros, los que me habéis seguido, os sentaréis en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.
Todo el que por mí deja casa, hermanos o hermanas, padre o madre, hijos o tierras, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna».

Reflexión del Evangelio

Nuestras vidas están en las manos del Señor

La festividad de hoy de S. Benito, patrón de Europa, es un buen momento para reflexionar sobre nuestras vidas. Su ejemplo y testimonios, principalmente la Regla escrita para sus monjes y para una gran parte de órdenes religiosas inspiradas en ella, es también una guía segura para nuestra espiritualidad. Reza y trabaja, ponte en manos de Dios y construye su ciudad en la tierra, para hacerte una morada también en el cielo. Y las lecturas del día nos iluminan sobre cómo ajustarnos en esta tarea religiosa. En Proverbios nos inculcan la escucha y obediencia a Dios, porque Dios es la inteligencia y la prudencia. ¡Búscale, invócale, acéptale , y alcanzarás el conocimiento de Dios. ¡Una sabiduría que nos obliga a ser personas rectas, intachables, prudentes, sensatas. Personas positivas y ejemplares que ponen la justicia y el derecho como paradigma de todas sus obras. Estar en conexión con Dios es moverse en el consenso, en la generosidad, en el empuje para construir una sociedad justa y solidaria. Pedimos al señor sabiduría para saber comportarnos siempre como verdaderos mensajeros de su salvación en la construcción de un mundo justo.

Nada debe interferir el seguimiento a Jesús

En este fragmento del evangelio de Mateo se nos propone el seguimiento de Jesús con total radicalidad. Convertirse al Señor es priorizar el seguimiento por encima de la ley y de las obras, por encima de la familia y las riquezas, por encima de cualquier esperanza de premio. Pedro todavía no ha entendido bien la figura de Jesús. ¿Qué nos va a tocar?, le pregunta, con admiración por Jesús, pero también con una expectativa lucrativa. Y la respuesta que recibe es inquietante: una promesa de eternidad. “Aquel que deja casa, hermanos, padre o madre, mujer, hijos o tierras, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna”. Nada terreno, Jesús les invita a abandonarse en su seguimiento. No necesitan nada, ningún arraigo ni apego, porque Jesús es la heredad, el cumplimiento, la vida. Jesús los llama para que sean sus compañeros, sus amigos. Quiere que colaboren en la predicación del Reino de Dios, y por eso les da poder para curar enfermos, expulsar demonios, vivir la fuerza del Reino de Dios. Jesús les hace pescadores de hombres. Y como Él, también ellos sufrirán persecución y habrán de cargar con su cruz. Seguir a Jesús es compartir la comunión del destino de Jesús, un camino de fe y de salvación que se cumplirá en la vida futura con el Cristo glorioso. Este es también el reto que nos toca vivir a nosotros en estos nuevos tiempos. Llevar el mensaje de salvación a nuestra sociedad mediante un estilo de vida impregnado del estilo de Jesús. Desde la intimidad del encuentro y escucha de sus palabras y acciones, recoger la apuesta que significó la resurrección del Señor y la entrada en una nueva creación. Jesús no sólo nos abre a una vida plenamente humana con valores de justicia, solidaridad, compasión, perdón y compromiso por un mundo mejor, sino que ilumina nuestro mundo con una dimensión trascendente, abierta al Padre creador y al Espíritu que nos permite llamar a Dios Padre. Nos hace entrar en la dimensión de eternidad al participarnos la vida y misterio del mismo Dios. Nos da su espíritu para que seamos fermento de vida y esperanza en la construcción de una nueva sociedad descargada de pecado e injusticia. Como creyentes y discípulos del Jesús presente, que no nos deja huérfanos, nuestro compromiso debe alentar la esperanza, abanderar la lucha por la justicia y el bienestar para todas las personas, y despertar la conciencia por la creación de un mundo más justo, equitativo y solidario. Esta es la tarea que hoy se hace igual de urgente testimoniar y hacer presente en nuestras sociedades menos religiosas.

¿Procuramos abrirnos a Jesús en la oración para darnos al prójimo en respuesta de esperanza y compasión?

D. Oscar Salazar, O.P.
Fraternidad de Laicos Dominicos de San Martín de Porres (Madrid)
San Benito de Nursia

De http://www.es.catholic.net/op/santoralPor: Redacción | Fuente: Corazones.org

San Benito Abad, Patrón de Europa y Patriarca del monasticismo occidental

Martirologio Romano: Fiesta de san Benito, abad, patrono principal de Europa, que, nacido en Norcia, en la región de Umbria, pero educado en Roma, abrazó luego la vida eremítica en la región de Subiaco, donde pronto se vio rodeado de muchos discípulos. Pasado un tiempo, se trasladó a Casino, donde fundó el célebre monasterio y escribió una Regla, que se propagó de tal modo por todas partes que por ella ha merecido ser llamado «Patriarca de los monjes de Occidente». Murió, según la tradición, el veintiuno de marzo. ( 547)

Patronazgo: Patrón de Occidente, de Europa, de los maestros y los escolares, de los caldereros, mineros, espeólogos, de los moribundos, contra la fiebre, las inflamaciones, envenenamientos, los cólicos y contra la hechicería.

Iconograffía: Se lo presenta como abad, con hábito benedictino, con vaso (con serpiente), cuervo, el libro de la regla.

Breve Biografía

Benito de Nursia, conocido como San Benito, nació en (Nursia, cerca de la ciudad italiana de Spoleto, 480 – Montecasino, 547), fundó la orden de los benedictinos y es considerado patrón de Europa y patriarca del monaquismo occidental. Benito escribió una Regla para sus monjes que fue llamada “La Santa Regla” y que ha sido inspiración para los reglamentos de muchas otras comunidades religiosas.
Su hermana gemela, Escolástica, también alcanzó la santidad.
Después de haber recibido en Roma una adecuada formación, estudiando la retórica y la filosofía.
Se retiró de la ciudad a Enfide (la actual Affile), para dedicarse al estudio y practicar una vida de rigurosa disciplina ascética. No satisfecho de esa relativa soledad, a los 20 años se fue al monte Subiaco bajo la guía de un ermitaño y viviendo en una cueva.
Tres años después se fue con los monjes de Vicovaro. No duró allí mucho ya que lo eligieron prior pero después trataron de envenenarlo por la disciplina que les exigía.
Con un grupo de jóvenes, entre ellos Plácido y Mauro, fundo su primer monasterio en en la montaña de Cassino en 529 y escribió la Regla, cuya difusión le valió el título de patriarca del monaquismo occidental. Fundó numerosos monasterios, centros de formación y cultura capaces de propagar la fe en tiempos de crisis.
Vida de oración disciplina y trabajo
Se levantaba a las dos de la madrugada a rezar los salmos. Pasaba horas rezando y meditando. Hacia también horas de trabajo manual, imitando a Jesucristo. Veía el trabajo como algo honroso. Su dieta era vegetariana y ayunaba diariamente, sin comer nada hasta la tarde. Recibía a muchos para dirección espiritual. Algunas veces acudía a los pueblos con sus monjes a predicar. Era famoso por su trato amable con todos.
Su gran amor y su fuerza fueron la Santa Cruz con la que hizo muchos milagros. Fue un poderoso exorcista. Este don para someter a los espíritus malignos lo ejerció utilizando como sacramental la famosa Cruz de San Benito.
San Benito predijo el día de su propia muerte, que ocurrió el 21 de marzo del 547, pocos días después de la muerte de su hermana, santa Escolástica. Desde finales del siglo VIII muchos lugares comenzaron a celebrar su fiesta el 11 de julio.

La medalla de San Benito

La medalla de San Benito es un sacramental reconocido por la Iglesia con gran poder de exorcismo. Como todo sacramental, su poder está no en si misma sino en Cristo quien lo otorga a la Iglesia y por la fervorosa disposición de quién usa la medalla.

Descripción de la medalla:

Medalla de San BenitoEn el frente de la medalla aparece San Benito con la Cruz en una mano y el libro de las Reglas en la otra mano, con la oración: “A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia”. (Oración de la Buena Muerte).

El reverso muestra la cruz de San Benito con las letras:

C.S.P.B.: “Santa Cruz del Padre Benito”
C.S.S.M.L. : “La santa Cruz sea mi luz” (crucero vertical de la cruz)
N.D.S.M.D.: “y que el Dragón no sea mi guía.” (crucero horizontal)

En círculo, comenzando por arriba hacia la derecha:
V.R.S. : “Abajo contigo Satanás”
N.S.M.V. : “para de atraerme con tus mentiras”
S.M.Q.L. : “Venenosa es tu carnada”
I.V.B. : “Trágatela tu mismo”.
PAX : “Paz”

San Pío I, X Papa

De http://www.es.catholic.net/op/santoral

Por: n/a | Fuente: Enciclopedia Católica

Martirologio Romano: En Roma, conmemoración de san Pío I, papa, hermano de Hermas, autor éste de una obra cuyo título es El Pastor, denominación que bien mereció el santo Pontífice, pues durante quince años fue de verdad un buen pastor que guardó la Iglesia (155).

Etimológicamente: Pío = Aquel que es piadoso, es de origen latino.

Breve Biografía

Fecha de nacimiento desconocida: nombrado Papa hacia el año 140 hasta el 154. De acuerdo con la lista más antigua del Papado, dado por Ireneo, Pío fue el noveno sucesor de S. Pedro. El único dato cronológico que poseemos es supuesto por el año de la muerte de S. Policarpo de Esmirna, el cual está referido con gran certeza al año 155-6.
En su visita a Roma en el año anterior a su muerte, Policarpo se presento ante Aniceto, el sucesor de Pío. Obispo de allí. Por consecuencia la muerte de Pío debió haber ocurrido cerca del año 154. El “Liber Pontificalis” dice que el padre de Pío era Rufino y lo declara nativo de Alquileia, sin embargo es probablemente una conjetura de autor que había escuchado de Rufino de Alquileia.
Durante el pontificado de Pío, la Iglesia Romana, fue visitada por varios herejes, que buscaban propagar sus falsas doctrinas entre los fieles de esta capital. El gnóstico Valentín que había hecho su aparición durante el pontificado del Papa Higinio, continuómostrando esas herejías, aparentemente no sin éxito. El gnóstico Cerdos estuvo activo también en Roma, en este perdido, durante el cual Marción llegó a la capital. Excomulgado por Pío, fue el último fundador de esta doctrina herética. Tambien maestros católicos visitaron la iglesia romana, el más importante fue S. Justino, el cual expuso las enseñanzas cristianas, durante el pontificado de Pío y el de su sucesor.
De esta manera, adquiere una gran actividad la comunidad cristiana de Roma, la cual es claramente visitada como el centro de la iglesia. El “Liber Pontificalis” habla de la decisión de este Papa de que los judíos convertidos al cristianismo deberían ser admitidos y bautizados. No sabemos que quiere decir con esto, sin duda aquí el autor de “Liber pontificalis”, como casi siempre, refiere al Papa un decreto válido en la iglesia de su propio tiempo.

Una tardía leyenda, se refiere a la fundación de dos iglesias, la “titulus pudentis” (ecclesia Pudentiana) y la “titulus Praxedis”, del tiempo de este Papa, del cual se supone también, que construyo un baptisterio cerca y haber ejercido funciones episcopales allí. Sin embargo esta leyenda, no tiene credibilidad histórica. Estas dos iglesias vinieron a existir en el siglo IV, y es posible que ellas sustituyeron a las casas cristianas en las cuales los fieles de Roma se reunían para los servicios divinos antes del tiempo de Constantino.

La leyenda sin embargo puede no estar alejada, en sus pruebas de este hecho. En muchos escritos posteriores (ej. Liber Pontificalis) el “Pastor” o “Shepherd” en el trabajo de Hermas, y desde el puesto de Pastor y Obispo Romano le es asignado un importante papel en la fundación de esas iglesias