Domingo I de Adviento

noviembre 30, 2019 jub

Pulsa aquí para descargar el boletín

Templo de las Carmelitas

  • 10:00 Misa
  • 20:00 Misa. Margarita Álvarez Daudén; Dif. Familia Benito Simón

Ermita de Campolivar

  • 11:30   Misa

Ermita del Salvador

  • 12:30 Misa. Contaremos con la presencia del creador de la aplicación y libro, Angie, el angelito de Adviento

Primera lectura

Lectura del Profeta Isaías 2,1-5.

VISIÓN de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén.
En los días futuros estará firme
el monte de la casa del Señor,
en la cumbre de las montañas,
más elevado que las colinas.
Hacia él confluirán todas las naciones,
caminarán pueblos numerosos y dirán:
«Venid, subamos al monte del Señor,
a la casa del Dios de Jacob.
Él nos instruirá en sus caminos
y marcharemos por sus sendas;
porque de Sión saldrá la ley,
la palabra del Señor de Jerusalén».
Juzgará entre las naciones,
será árbitro de pueblos numerosos.
De las espadas forjarán arados,
de las lanzas, podaderas.
No alzará la espada pueblo contra pueblo,
no se adiestrarán para la guerra.
Casa de Jacob, venid;
caminemos a la luz del Señor.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 121, 1-2. 3-4a. 4b-5. 6-7. 8-9

R/. Vamos alegres a la casa del Señor.

V/. ¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R/.

V/. Allá suben las tribus,
las tribus del Señor,
según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David. R/.

V/. Desead la paz a Jerusalén:
«Vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
seguridad en tus palacios». R/.

V/. Por mis hermanos y compañeros,
voy a decir: «La paz contigo».
Por la casa del Señor,
nuestro Dios, te deseo todo bien. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos 13,11-14.

HERMANOS:
Comportaos reconociendo el momento en que vivís, pues ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora la salvación está más cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe. La noche está avanzada, el día está cerca: dejemos, pues, las obras de las tinieblas y pongámonos las armas de la luz.
Andemos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria y desenfreno, nada de riñas y envidias. Revestíos más bien del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 24,37-44.

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé.
En los días antes del diluvio, la gente comía y bebía, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: dos hombres estarán en el campo, a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo, a una se la llevarán y a otra la dejarán.
Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.
Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría que abrieran un boquete en su casa.
Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre».

Palabra del Señor

Reflexión del Evangelio

Hay personas que viven toda la vida en el mismo lugar, en la misma ciudad. A veces ni siquiera
salen del barrio. Dicen de un filósofo alemán que durante muchísimos años los vecinos ponían
los relojes en hora cuando lo veían salir de su casa a dar su paseo de todas las tardes. No es así la vida del cristiano. Nosotros sabemos que estamos de paso. Hemos puesto nuestras tiendas aquí por un momento, pero llegará otro momento en el que tendremos que partir.
¿Cuándo? Cuando venga el Señor. Y, ¿cuándo va a ser eso? Pues no lo sabemos. Pero sabemos
que debemos estar siempre preparados porque en cualquier momento llegará el Señor a
nuestras vidas. Justo entonces debemos saber acogerle y seguirle a donde nos invite a ir.
Este es el significado del Adviento que hoy comenzamos. Nos preparamos para celebrar la
venida del Señor en la Navidad, pero también nos preparamos para la otra venida, la futura, la
definitiva, la que no nos podemos perder porque perderíamos la oportunidad de nuestra vida.
El Evangelio nos dice que la venida del Señor romperá todas las actividades habituales,
aquello en lo que se nos van ordinariamente los días. Se dejará de hacer pan, de cultivar
los campos, de ir al trabajo, de casarse. Porque ese día empezará algo radicalmente nuevo.
Algo tan nuevo que es posible que sigamos haciendo pan y cultivando los campos y yendo al
trabajo, pero todo tendrá un sentido nuevo y diferente porque el Señor estará en medio de
nosotros. Su presencia curará nuestras heridas y hará que la justicia y la paz reinen entre las
personas y los pueblos. Su presencia hará que nuestra vida sea diferente. Por eso, hay que
estar atentos. No podemos dejar que la presencia del Señor nos encuentre despistados o sin
preparar adecuadamente.
Es tiempo de hacer caso a lo que nos dice San Pablo en la carta a los Romanos. Ya es hora
de despertarse porque la salvación está cerca. No sabemos cómo, dónde ni cuándo vendrá
Jesús, pero sí sabemos que tenemos que estar preparados. Y para estar preparados, él nos da
los mejores consejos: vamos a dejar de lado las obras de la oscuridad, las veces en que nos
dejamos llevar por la envidia, la codicia y el desamor. Vamos a vivir como si Jesús ya estuviera
aquí, que no hay mejor forma de estar preparados. Se trata de vivir a la luz del Evangelio,
dejándonos llevar por el amor de Dios que cuida de sus hijos, de su familia, de nosotros.
Volvamos los ojos hacia aquellos con los que vivimos. Con ellos, nunca sin ellos ni contra ellos,
es como construiremos la solidaridad y la justicia que harán que nuestro Señor nos encuentre
preparados cuando llegue.

Para la reflexión
Si el Señor llegase hoy a mi casa, ¿estoy ya preparado para su venida? ¿Qué cosas
tendría que quitar de mi vida? ¿Qué cosas tendría que mejorar en mi vida? ¿Qué habría
que hacer en mi vida de familia, en mi relación con los amigos y en el trabajo? ¿Hay
cosas que cambiar o mejorar?

Avisos parroquiales

CAMPAÑA KILO DE NAVIDAD A FAVOR DE CÁRITAS

  • Comenzamos desde Cáritas parroquial la Campaña de recogida de alimentos, droguería y parafarmacia, desde el lunes 2 al 20 de diciembre. Podréis dejarlo en la sacristía. Al lado del boletín de comunicación parroquial y en las cancelas de la Iglesia, tendréis el listado de los productos que más se necesitan en estos momentos. ¡Gracias por vuestra colaboración!

FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

  • Por orden del Arzobispado de Valencia, la Fiesta se traslada al lunes 9 de Diciembre.
    La Misa será en la Parroquia El Salvador de Godella, a las 20h

El libro “Angie, el angelito de Adviento”

  • El libro y la aplicación podéis adquirirlos en la sacristía. Donativo 10 Euros

EVANGELIO 2020

  • Ya está a vuestra disposición. Podéis adquirirlo en la Parroquia Donativo 4 Euros