15 de julio. Domingo de la XV semana del Tiempo Ordinario

julio 14, 2018

Pulsa aquí para descargar el boletín

Templo de la Carmelitas

  • 10:30 Misa. Sufragio, José Benavent Salvador
  • 20:00 Misa. Sufragio, Margarita Álvarez Dauden

Ermita de Campolivar

  • 11:30 Misa. Sufragio, Fernando Bellver Lloréns

Ermita del Salvador

  • 12:30 Misa. Sufragio,  José Mª García Montés

VISITA DE LA IMAGEN PROCESIONAL DE NTRA. SRA. DE LOS DESAMPARADOS  (PEREGRINA) DE VALENCIA


Con motivo del 75o Aniversario de la Imagen de la Virgen de los Desamparados que se venera en la Ermita del Salvador. La Cofradía Ntra.Sra. de los Desamparados de Godella, ha solicitado los días viernes 28, sábado 29 y domingo 30 de junio de 2019, la Visita de la Imagen Peregrina
de Ntra. Sra. de los Desamparados de Valencia.
Por lo que se ha creado una Comisión, para organizar todos los actos que conlleva esta visita a las Comunidades parroquiales de El Salvador de Godella y Ntra. Sra. de los Desamparados de Campolivar.

Para poder cubrir esta visita, que conlleva unos gastos, hemos realizado unos tapices de la Imagen Peregrina, que ya están a vuestra disposición. El donativo es de 12€ la unidad. Y así, poder engalonar nuestras casas y calles en unos días tan especiales y significativos ante la visita extraordinaria de la
Madre de los Desamparados. Podéis adquirirlos en:
• Cristaleria Camacho: c/ Victoria, 4.
• Labbue: c/ San Blas, 39.
• Joyeria Andijor: c/ Arzobispo fuero, 52.
• Amas de Casa-Tyrius: c/ Mayor, 48.
• El Almacén: c/ Abadía, 19.
• Oficinas parroquiales de San Bartolomé y El Salvador.
Agradecer de antemano a los comercios locales su colaboración.

Primera lectura

Lectura de la profecía de Amós (7,12-15):

En aquellos días, dijo Amasías, sacerdote de Casa-de-Dios, a Amós: «Vidente, vete y refúgiate en tierra de Judá; come allí tu pan y profetiza allí. No vuelvas a profetizar en Casa-de-Dios, porque es el santuario real, el templo del país.»
Respondió Amós: «No soy profeta ni hijo de profeta, sino pastor y cultivador de higos. El Señor me sacó de junto al rebaño y me dijo: “Ve y profetiza a mi pueblo de Israel.”»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 84

R/. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos.»
La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R/.

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R/.

El Señor nos dará lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
la salvación seguirá sus pasos. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (1,3-14):

Bendito sea Dios, Padre nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor. Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya. Por este Hijo, por su sangre, hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. El tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia ha sido un derroche para con nosotros, dándonos a conocer el misterio de su voluntad. Éste es el plan que había proyectado realizar por Cristo cuando llegase el momento culminante: recapitular en Cristo todas las cosas del cielo y de la tierra.
Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria. Y también vosotros, que habéis escuchado la palabra de verdad, el Evangelio de vuestra salvación, en el que creísteis, habéis sido marcados por Cristo con el Espíritu Santo prometido, el cual es prenda de nuestra herencia, para liberación de su propiedad, para alabanza de su gloria.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,7-13):

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.
Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor

Según diferentes estudios, el hombre de hoy es cada vez más indiferente a “lo importante” de la vida. Apenas le interesan las grandes verdades de la existencia.
No tiene certezas firmes ni convicciones profundas. Es cierto que busca mucha información para saber lo que está pasando. Pero esto no le ayuda a formarse ni a ser más sabio y profundo. Recibe noticias, pero le falta capacidad para hacer una síntesis de lo que le llega.
Se trata, al mismo tiempo, de un ser humano cada vez más hedonista. Sólo le interesa de verdad organizarse de la manera más placentera posible. Aprovecharse, disfrutar de la vida y sacarle jugo. La vida es placer y si no, no es vida. A esta persona le cuesta cada vez más, interesarse por algo que no sea su propio bienestar, su dinero o el pasarlo bien.
Otro rasgo es la permisividad. Cada vez es mayor la resistencia a aceptar códigos o normas de comportamiento. Es bueno lo que me apetece, y malo lo que me disgusta.
Eso es todo. No hay prohibiciones ni terrenos vedados. No hay tampoco objetivos ni ideales mayores. Lo importante es el pragmatismo: lo que a mí me va bien.
Mientras tanto, la vida se va vaciando de verdadero contenido humano. La persona humana se queda sin metas ni puntos de referencia. Las personas tienen cada vez más fachada y menos vida interior. Los valores humanos son sustituidos por los intereses de cada uno. Al sexo se le llama amor; al placer, felicidad; a la información televisiva, cultura.
Pero el ser humano es demasiado grande para contentarse con cualquier cosa. No pocos analistas toman nota del número creciente de personas que, cansadas de vivir una vida tan “rebajada”, buscan algo diferente. Es difícil vivir una vida que no apunta a ninguna meta. No basta tampoco pasarlo bien. El ser humano necesita arriesgarse y crecer comprometiéndose en causas nobles y dignas.
La vida se hace insoportable cuando todo se reduce a fachada y frivolidad. Estamos hechos también para cultivar el espíritu y la alegría interior. Una vida hueca y superficial es siempre una vida vulnerable. Tarde o temprano lleva al cansancio. Hay mucha gente hoy cansada de vivir, pero no como consecuencia de sus compromisos y tareas sino porque no pueden soportar ya su propio vacío.
Esta sociedad necesita dar un giro radical. Hay que “predicar la conversión”, impulsar el cambio, pero, sobre todo, hay que introducir en la cultura moderna y en la convivencia social valores, actitudes y comportamientos que nos hagan más humanos.