Boletín de comunicación parroquial. 10 de diciembre de 2017

diciembre 9, 2017

 

Aquí se puede descargar el boletín

En este tiempo de Adviento, SOMOS llamados a escuchar la llamada de Dios en FAMILIA.

 

Es vocación y don, es relación de amistad y de amor con Dios.El compromiso transforma nuestra vida y a nuestras personas.En definitiva, abrir nuestras puertas interiores para que este Espíritu crezca en nosotros. Segundo domingo de adviento: Ser mejor en familia Para empezar: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Se encienden las dos velas de los domingos anteriores, se apagan las luces y se lee la lectura del Evangelio según San Mateo 5, 13-16: Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Para nada aprovecha ya, sino para tirarla y que la pisen los hombres. Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad asentada sobre un monte, ni se enciende una lámpara y se la pone bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a cuantos hay en la casa. así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo nuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos. Vela: Se enciende la tercera vela de Adviento. Para reflexionar: Después de la lectura anterior, se guardan unos minutos en silencio y se hace la siguiente pregunta: ¿qué hago yo para que mi familia sea mejor? Cada miembro de la familia puede responder en voz alta si desea. Propósitos: Después de la reflexión anterior, cada quien dirá cual será su propósito a cumplir en la semana. Para orar: Padre, en nuestra familia crecemos y aprendemos a ser mejores, te pedimos hoy que nos ayudes a ser una familia cristiana y ser un buen ejemplo para los que nos rodean, Te pedimos fuerzas para mejorar o cambiar lo que sea necesario de nosotros para que nuestra familia sea mejor cada día. Amén. Para terminar: Todos los miembros de la familia se toman de las manos y rezan juntos un padrenuestro. Se encienden las luces y se canta una

Reflexión del Evangelio del II Domingo de Adviento

El Evangelio de este domingo nos presenta la figura de un profeta, el último de los profetas del Antiguo Testamento: Juan el Bautista. Fue el precursor de Jesús. Puso toda su vida al servicio de una misión concreta: anunciar a los hombres de su tiempo que el Mesías, el Salvador, estaba a punto de llegar, que había que preparar los caminos y los corazones para su llegada. Lo que Juan esperaba y anunciaba era algo tan nuevo que todo lo demás se le había quedado viejo. Ya nada valía la pena. Por eso se retiró al desierto y vivió en la pobreza. Su mirada y su vida estaban puestas en el futuro. En el que iba a venir. Juan no se situó nunca en el centro. No decía a los que le escuchaban que le siguiesen o que hiciesen lo que él hacía. Sólo les avisaba para que estuviesen atentos, para que se preparasen. Juan fue un profeta: vocero de Dios para los hombres. La figura de Juan el Bautista nos da algunas de las claves que deben caracterizar la vida de la iglesia en todo tiempo y lugar. También en nuestro tiempo y en nuestro país. La iglesia, cada comunidad cristiana, cada parroquia, debe ser profeta de Dios en nuestro mundo. Como Juan, la iglesia no está en el mundo para anunciarse a sí misma, sino para anunciar la presencia salvadora de Dios entre los hombres. La Iglesia no existe para sí misma, para perpetuarse. Su centro es el Evangelio. Su misión es llevar el Evangelio al corazón de todos los hombres y mujeres e ir haciendo realidad en nuestro mundo el Reino de Dios. Nuestra vida y obras deben dar testimonio de que Dios llega y quiere llegar a los corazones de todos los hombres y mujeres. Como Juan, la iglesia tiene que saber utilizar la palabra y las obras para dar esperanza y vida a los hombres y mujeres de nuestro mundo. En Adviento, Juan el Bautista es modelo para la comunidad cristiana. Como él, tenemos que saber que detrás de nosotros viene el que puede más que nosotros. Que nosotros sólo somos sus voceros y anunciadores. La única misión de la Iglesia es evangelizar. La única razón de su existencia es anunciar a los hombres que la salvación está llegando, que está ya presente en nuestro mundo. ¿Cómo anunciamos que el Mesías, el Salvador, ya está presente en nuestro mundo? ¿Quizá estamos tan bien en nuestra comunidad, nos queremos tanto, que nos olvidamos de la gente que está esperando nuestro mensaje? ¿Qué gestos o signos hacemos para dar esperanza a los que no la tienen o la han perdido? ¿Qué palabras usamos?

Misas: Horarios e Intenciones

Ermita del Salvador

  • Lunes 11 de diciembre: A las 20h. Sufr. José Caballer y Josefa Cabriada.
  • Martes 12 de diciembre: A las 20h.
  • Miércoles 13 de diciembre: A las 20h.
  • Jueves 14 de diciembre: A las 20h. Sufr.Francisca Risquez Lupe y Araceli Echavarria Barrios.
  • Viernes 15 de diciembre: A las 20h. Sufr.José Mª Montes; Rafael y Miguel.
  • Sábado 16 de diciembre: La Misa se celebra en el Templo de Carmelitas.
  • Tercer Domingo de Adviento Domingo 17 de diciembre: A las 12:30h.

De lunes a viernes: Rezo del Santo Rosario a las 19:30h.

Ermita de Campolivar

Tercer Domingo de Adviento

  • Sábado 16 de diciembre: A las 19h.
  • Domingo 17 de diciembre: A las 11:30h.

Templo Carmelitas

Tercer Domingo de Adviento

  • Sábado 16 de diciembre: A las 20h. Sufr.Pedro Bonín y Familia Espert; Fernanda Zabala y Ricardo Pérez-Olgüe.
  • Domingo 17 de diciembre: A las 10:30h.
  • A las 20h. Sufr. Margarita Álvarez Dauden; Familia Rodriguez de Mera.

Avisos parroquiales

  • Cofradía de la Virgen Ntra. Sra. de los Desamparados Tendremos reunión el lunes 11 de diciembre a las 20h, en el Centro Parroquial.
  • Cáritas Godella Comienza la recogida de alimentos del 14 al 21 de diciembre, podéis traer vuestras las bolsas de alimentos a los templos parroquiales. ¡Gracias por colaborar!
  • EVANGELIO 2018 Ya podéis adquirirlo en la Sacristía de las parroquias. Está en letra grande, con comentarios del Papa Francisco, reflexiones y oraciones. El donativo es de 4,50 €.
  • Adorno Navidad Ya tenéis a vuestra disposición las colgaduras del Niño Jesús y de la Sagrada familia, para adornar nuestros balcones durante este tiempo de Navidad. El donativo es de 15 €